miércoles, 30 de diciembre de 2009

La cuestión de la Gran Pelusa.


Necesito una nueva forma de ver el mundo.
Mis pequeños ojos azules.
Mi pequeño cuerpecito recubierto de curvitas.
Necesito una nueva forma de pensar.
Mis pensamientos limitados.
Mis actos más motivados.
Necesito volver a ser lo que fui en el principio anterior.

Quiero un comienzo un tanto diferente.

Así comenzó la historia de mi pequeña mota de polvo.
Un día fue mota, a los 365 dias fue una gran bola de pelusa.
y hoy, antes del nuevo comienzo, elucubra, reflexiona, sobre si quiere ser mota de nuevo o la pelusa en la que se ha convertido a lo largo de este año.
Mi pelusa ha viajado alrededor de toda la casa, adquiriendo numerosas experiencias de cada rincón. Sus viajes le han permitido ascender en su escalada llegando incluso a lo más alto del mueble del salón.
¡Qué orgullosa me siento de mi pelusa!
De pequeña mota de polvo que nada sabia, ahora ya sabe que aparte de la casa existe un mundo en el exterior. Lo vio por la ventana, sus rayos de sol, su Sierra Nevada, su Sacromonte, su catedral granaina...
Mi pequeña mota de polvo... ya no es inocente, ni tonta ni ilusa y quiere salir, quiere ver, no quiere volver a la vieja Castilla donde nació.
Pero sabe que todo en esta vida acaba, que encontró muchas otras pelusa que tuvieron que dejar parte de su esencia en algún lugar remoto para volver a ser motas de polvo y así renacer y encontrar de nuevo nuevas historias que vivir, nuevas aventuras que desear, nuevas experiencias que disfrutar...
Ahora se expanden ante ella dos posibilidades...
O pelusa llena de conocimientos...
O mota de polvo...

Cada posibilidad conlleva ventajas e inconvenientes...
Ser gordita y no poder volar con el viento... ni viajar, ni experimentar... pero quedarse en la tierra del influjo de la Alhambra....
O ser ligera, flexible como el aire... y volver a Castilla, a su viejo hogar y conseguir nuevos aprendizajes que le lleven a encontrar su destino...

Quizás uno, quizás el otro... pero dicen que todos los caminos conducen a Roma...

Dichos o verdades, ¿qué más da?

Feliz año que está por llegar...


2 comentarios:

  1. Me gusta.
    Mota o Pelusa,
    Yo saldría a viajar.
    Paisana pásalo bien.

    ResponderEliminar
  2. ¡Wow! Oda a la pelusa.
    Muy bonito Luna.

    Un abrazo

    ResponderEliminar